≡ Menu

Hola Soy Angélica Cisneros, madre de dos hijos y tengo algo importante que decirte.

Sí a ti! Se trata de una fórmula secreta que esta revolucionando la forma de perder peso para mamás que incluso han tenido varios hijos.

¿Pero quien soy y por qué deberías oírme?

angelica-cisneros OK, te contaré brevemente algo de mi, de cómo logré bajar 16 kilos en 7 semanas de forma saludable, rápida y cómo podrás lograrlo tu también.

Aun tres años después de que nació mi bebe, me quedó mucha panza.  Me sentía acomplejada, poco atractiva, no soportaba verme así.

Para empeorar las cosas, los demás me miran con pena, lástima o sorpresa ¡era desesperante! Y estaba muy deprimida.

Yo odiaba mirarme al espejo y ver mi cuerpo deformado por la grasa, ninguna ropa me quedaba bien.

Quería encontrar algo que como por arte de magia haga desaparecer esa grasa de mis caderas, abdomen, cara, brazos, para siempre.

No soportaba encontrarme con algún amigo o amiga después de tiempo y lo primero que me decían es “oye estas gordita”… A lo cual tenía que disimular con una sonrisa incómoda.

Fue entonces cuando decidí encontrar una solución (que casi me mata)

Primero hice lo que casi todo mundo:

  • Dietas con el lamentable efecto rebote (terminas subiendo más de peso)
  • Ejercicios, y aparatos que ofrecen resultados “mágicos”
  • Fajas y alimentos “milagrosos”
  • Incluso capsulas reductoras de grasa.

LO QUE CASI ME MATA: Decidí hacer caso a los consejos “sanos” que muchos “expertos y gurús” recomiendan. Aquí te contaré brevemente una de las más grandes mentiras para perder peso que podrían matarte (literalmente)

  • BEBER MUCHA AGUA (mínimo 2 litros diarios y si es más, mejor)

Agua embotellada

Posiblemente creas que no hay nada de malo en eso y que es algo que todo mundo debería hacer, sin embargo el Dr. Heinz Valtin de la Darmouth Medical school (Alemania) quien lleva cuatro décadas estudiando el balance del agua en el cuerpo, reclama que el número mágico de ocho vasos al día (2 litros) pudo haber sido una confusión heredada  de una mal interpretación médica hace 70 años.

Pero eso yo no lo sabia, y lo que me pasó fue que empecé a beber mucha agua varias veces al día.

El problema con eso es que el agua lava todo, se lleva toxinas, (y en exceso) también los minerales, e impide que las células absorban los nutrientes.

Yo me sentía cansada todo el tiempo y mi cuerpo no tenía la suficiente energía para metabolizar y quemar la grasa.

Hasta que un día bajando las escaleras tuve un desmayo que me llevó al hospital, felizmente pude salir de ese estado y recuperarme al 100%.

Los análisis demostraron lo que tenia, mi cuerpo estaba sufriendo una severa desmineralizacion.

Recomendación: Si tienes una vida sedentaria, no bebas más de dos litros de agua  al día. Si haces ejercicio hidrátare antes y después de entrenar pero nunca demasiando, deja que tu sed sea tu guía.

  Acepté que nada iba  a cambiar y me resigné a ello

Luego de esa experiencia en el hospital, acepté que haga lo que haga no vale la pena exponer mi salud y me resigné a vivir así con ese sobre peso y la panza… angelica-cisneros-con-sobrepeso

¡Sonreía para disimular mi desesperación!

Soñaba con algún día tener una abdomen plano y usar unos jeans cuatro tallas menos. Veía mis fotos de antes y me sentía horrible. Aunque reía para disimular, en el fondo me lastimaban las bromas o comentarios de las personas y a veces también de mi familia.

Bromas sobre mi aspecto físico, nunca tuve el valor de decirles que por favor no me digan eso porque me lastima.

Cómo logré bajar 16 kilos en 7 semanas de forma saludable, rápida

Un día encontré en una revista algo que cambiaría todo… Leí cómo Jennifer Lopez pudo perder los casi 18 kilos (40 Lb) que ganó en el embarazo en poco tiempo luego de tener a sus gemelos Max Y Emme.jennifer-lopez-delgada-despues-de-tener-gemelos

Realmente pensé que eso era porque ella tenia un ejercito de nutricionistas, entrenadores personales y demás asistentes, pero me quedé realmente sorprendida cuando según ella, lo que hizo para perder ese panza después del parto fue:

  • Bailar moderadamente y hacer 40 minutos de ejercicio 3 o 4 veces por semana
  •  Nunca matarse de hambre y más bien comer más proteína
  • Comer vegetales crudos
  • Comer fruta
  • Comer cereales integrales
  • Comer huevos y algo de carne
  • Beber agua pura
  • Y hasta comer pizza de vez en cuando!!!

Cuando leía eso me preguntaba:

¿Significa que para perder grasa y panza después del embarazo, debo COMER MÁS y hacer POCO EJERCICIO?

Esa idea me obsesionó por completo y decidí investigar profundamente hasta entender cómo se puede perder peso y bajar la panza después del parto.

Consulté a muchos especialistas y leí libros de los mejores especialistas como el Dr. Sacha B Healy, y su libro La Gran Revolución de las Grasas todo un best seller.

En su libro el Dr. Healey habla sobre el rol de las grasas sanas para perder peso, ya que estas aumentan el metabolismo (conversión de calorías en energía) Las grasas como el omega 3, por ejemplo encienden tu horno metabólico que derrite la grasa, sobre todo la abdominal que es la mas rebelde.

Cuando le conté eso a unas amigas, le resultaba difícil de creer ya que según ellas siempre me hablaban de la dieta de la lechuga, el tomate, etc.

Que no eran más que dietas mata hambre. Sin embargo según lo que investigué, cuando te matas de hambre, le quitas a tu cuerpo la energía que necesita para metabolizar (quemar) su propia grasa.

Recomendaciones: Consume pescado azul; jurel, caballa, anchoveta, salmón, atún, bonito, mínimo dos veces por semana. También puedes consumir semillas de linaza y algunas nueces.

Recuerda: La comida no es tu enemiga, si la eliges y combinas adecuadamente, perderás perder grasa y panza de forma permanente.

Luego de descubrir todo esto me quedé sorprendida y a la vez furiosa por la grandes mentiras de una poderosa industria que vive del sufrimiento de millones de personas ¿imaginas que si en lugar de maquinas de ejercicios, pastillas reductoras, batidos, etc.

La gente empezara a comer más sano? Luego de esto probé varios programas para bajar de peso, me volví muy desconfiada de intentar ya que había probado varios programas de internet que no sirvieron para nada, uno de los primero que probé fue el llamado “Desintegrador de Grasa“, fue una decepción total sin embargo la primera vez que vi su vídeo presentación,  fue tan convincente que lo compré inmediatamente.

Así que luego de buscar y buscar, mi pareja empezó a pedirme que intenté bajar de peso, a veces me sentía poco atractiva para él y tenía miedo que se fijara en otras mujeres en su trabajo.

Fueron momentos difíciles pero yo estaba decidida a perder panza y grasa porque había visto y creía que sí era posible. Esta es mi transformación.

No seas como yo en un inicio y NO COMETAS LOS MISMOS ERRORES DE NUTRICION, descarga esta guía rápida y practica

 

Exprésate!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •